miércoles, 30 de marzo de 2011

Nunca me abandones

Nadie me negará que uno de los grandes placeres de la lectura consiste en poner tus propias imágenes a las palabras y la imaginación del escritor. Y uno de los grandes atractivos de las adaptaciones cinematográficas de novelas es, aparte de comprobar como se ha trasladado el texto a celuloide, ver si se asemeja -y cuanto- a lo que imaginastes cuando lo leistes.
Sin embargo, el proceso a la inversa es frustrante: cuando lees un libro después de haber visto la película  cargas con la rémora de unos rostros adjudicados y una estética que no es la tuya, sino la del equipo cinematográfico. Bien poco queda ya a tu imaginación.
Es por ese motivo por el que ultimamente intento adelantarme a las películas. En cuanto me entero que hay una adaptación cinematográfica en marcha que me interesa, corro a leer el libro. Ya lo hice recientemente con "Vida de Pi" (Yann Martel), la próxima película de Ang Lee, y con "Siempre el mismo día" (David Nicholls), convertido en filme por Lone Scherfig, la directora danesa de "Una educación".

Y lo hice anteriormente con el libro que hoy nos ocupa, el desolador "Nunca me abandones/Never let me go" (Anagrama,2005), de Kazuo Ishiguro.
 "Nunca me abandones" nos cuenta, alternando pasado y presente, la historia de amistad y amor de tres jóvenes "especiales" - Ruth, Tommy y Kathy- por la voz de esta última y está ambientada en la Inglaterra actual, en un mundo que ha conseguido desterrar las enfermedades, algo en lo que nuestros protagonistas juegan un papel activo. Educados en Hallsham, una institución donde son preparados con mimo para el rol que la sociedad les ha reservado, Kathy,Ruth y Tommy descubrirán que su vida no será nunca como la del resto de los seres humanos y tendrán que aprender a afrontarlo.
Permitanme que sea tan vago al explicar el argumento de esta obra, pero no me gusta destripar las historias, aunque Ishiguro no juegue a sorprender y deje claro bien pronto que la ciencia ficción y la distopía son un punto de partida para hablar de otros temas. Me impresionan dos cosas de su trabajo: la tremenda habilidad para narrar en la voz de Kathy y enlazar  recuerdos pasados y presentes de un modo harto imaginativo, y su maestría y paciencia en tejer una inmensa tela de araña de fatalidad y resignación con los sentimientos y pensamientos de los personajes. Cuando terminas su lectura, con el corazón en un puño, no puedes quitarte de encima  la inocencia, la entrega, la honestidad, la nobleza de unos seres, auténticos ángeles, que te acompañarán toda tu vida.

La adaptación cinematográfica de "Nunca me abandones" está dirigida por Mark Romanek y producida y guionizada por Alex Garland (escritor y guionista habitual de Danny Boyle). Mark Romanek proviene del mundo del videoclip y la publicidad, campos en los que está acreditado como un verdadero maestro, con alguno de sus videoclips (Nine Inch Nails, Madonna) formando parte de la colección permanente del Museo de Arte Moderno de New York. Esta es su tercera película.
Con ella me ha pasado un poco lo mismo que con "La carretera" , la adaptación cinematográfica de la obra de Cormac McCarthy. Todo está en su lugar: las interpretaciones (estupenda, como siempre, Carey Mulligan), la ambientación, la fotografía, el tono imprimido por el director a la historia, el tempo cinematográfico... sin embargo, me acaba dejando frio. Y es que el respeto al material escrito no garantiza un buen filme . "Nunca me abandones" no es ni mucho menos una mala película, pero en su trasvase a imágenes ha perdido gran parte de la infancia de los protagonistas y algo del tono elegíaco de la novela. A favor de Romanek y Garland, decir que la tarea no era nada fácil tratándose de una historia elaborada a base de recuerdos y pensamientos, y que si desconocemos la novela podemos hablar de una película estimable, con personalidad y verdadero hálito romántico.
Les dejo el trailer si están interesados en la película, pero mi consejo es que vayan primero corriendo a por el libro. No lo lamentarán.

21 comentarios:

Carol dijo...

ja ja qué casualidad! justo hoy he pubicado la reseña de este libro que me ha gustado muchísimo, la peli aún no la he visto, pero soy de las tuyas, si me entero de que hay adaptación corro a por el libro antes de verla. un abrazo

Icíar dijo...

¡Y tanto! Me he venido corriendo cuando he visto este libro. Lo acababa de leer en el blog de Carol, que tan intrigada me ha dejado.
No creo que pueda aguantar a no ver la película. La veré. Y seguramente también lea el libro, a pesar de que como dices las caras las haya puesto la versión cimetagráfica.
Esto es lo bueno de los blogs. Hay muchos libros, películas y otras cosas, que sé que se me pasarían por alto si no fuera por seguiros.

Un abrazo Jose Luis (paso siempre que puedo, pero te tengo presente diempre).

J Luís dijo...

Hola Carol, que casualidad que comentemos el mismo libro en el mismo día. Muy buena tu reseña, te pasó como a mí, cuando lo acabé lloraba a mares. Y es que Ishiguro crea unos personajes tan adorables que acabas lamentando profundamente su destino.

J Luís dijo...

Hola Iciar, aunque no siempre comente, también sigo de cerca y con mucho interés todas tus lecturas y tus opiniones.
Un abrazo desde JPD

Viola Tricolor dijo...

Hola!! A pesar de la historia tengo un bonito recuerdo de este libro porque lo leí estando de vacaciones en la playa y me acuerdo mucho de aquel sol. Había oído hablar mucho del libro pero no me imaginaba para nada que fuera a ser una historia así, es mucho mejor saber poco sobre él antes de leerlo. La peli me da que la veré un año de estos.
Muchos besos.

Dorothy dijo...

¡Uf! Llevo unos días buscando el libro en las tiendas de Ibiza, pero aún no lo he encontrado. Yo también quiero leerlo antes de ver la película. Prefiero, como tú, crear mis imágenes y luego (en un acto de voyeurismo) comprobar qué imágenes han creado los demás. Y, sobre 'La carretera', debo reconocer que después de leer el libro aún no me he atrevido con la película.

Besos

J Luís dijo...

Hola Viola, es cierto, aunque el libro no juegue al secretismo ni a la sorpresa, si es verdad que se cuenta demasiado de él por anticipado.

Hola, Dorothy, sin no lo encuentras , siempre puedes buscarlo en bibliotecas o por Internet. También está publicado en edición de bolsillo. En cuanto a "La carretera", por muy bien que se haya llevado al cine, desprovista de la prosa de McCarthy se queda desnuda. Dicen por ahí que es mejor adaptar libros mediocres pero con buenas ideas o
historias que hacerlo con clásicos o libros excelentes, donde va a ser muy dificil su trasvase satisfactorio a imágenes.

Isabel dijo...

Me identifico totalmente con tu entrada. Prefiero leer primero el libro y luego ver la película, pero en la mayoría de los casos la película me decepciona. Tras leer La mancha humana de Roth ví la película y me pareció un remedo de la magnífica obra del de Newark. Esta aún no la he visto, el libro es maravilloso, triste y dulce, con unos personajes tan reales y maravillosos que no quieres abandonar nunca.
No conocía tu blog y he venido para quedarme
Un beso
Isabelnotebook

J Luís dijo...

Hola, Isabel, bienvenida a Japandia y muchas gracias por tu voluntad de quedarte en esta isla. No he visto "La mancha humana" ni he leido la novela de Roth, aunque haya leido unos cuantos títulos del autor. Curiosamente, me gustó mucho "Elegy", la película de Isabel Coixet, pero no he leido "El animal moribundo", el libro de Roth en que se basa. De todos modos, no desdeñes la peli de "Nunca me abandones", se nota que está hecha con mucho cariño hacia el texto.
Un beso desde JPD.

Dorothy dijo...

Ya me he puesto con él. Solo llevo unas páginas y me está encantando...

J Luís dijo...

Pues esperando a que lo acabes, Dorothy, para saber tu opinión

Dorothy dijo...

Ya está, ya lo he leído. Efectivamente es desolador. Me ha chocado mucho el contraste entre la ternura con la que está escrito y la dureza de la historia. Tremenda.

yahadame dijo...

Love your site man keep up the good work

cheap cialis

Patyclau dijo...

Hola Jose Luís, tienes toda la razón, siempre es mejor leer el libro y luego cuando ves la pelicula te das cuenta que tu imaginación, algunas veces supera a los directores de cine, otras veces no, claro.
He estado sin meterme en el blog un tiempo, pero me acuerdo mucho de tí.
Espero que todo vaya bien.

Un abrazo fuerte

alcorze dijo...

Hace ya tiempo que leí el libro y lo reseñé en mi blog, pero recuerdo que me encantó. Me pareció una historia conmovedora y triste pero también muy bonita.

La película la tengo pendiente de ver y me alegra que sea tan fiel a la novela.

Un saludo!

Michi dijo...

Jose Luis,
por que te fuiste...

Todavia tenias muchas cosas que hacer... eras joven...

La verdad no sabia que estabas luchando con tu enfermedad.

Cuando me entere que te fuiste, no paraba mis lagrimas por todo el dia...

Me comentaron que hasta ultimo momento, estabas preocupado de todo lo que paso en japon.. donaste lo que tenias ahorrado...

Te fuiste.. Jose Luis, muchas gracias todo el carino.
Tu blog es mi tesoro.

Por favor sigas escribiendo los articulos muy interesantes encima del nube...

Jose Luis, estoy muy orgullosa de haberte conocido... Gracias.

Un abrazo muy muy fuerte desde japon.

Dorothy dijo...

Michi, no sabes cómo me ha apenado tu comentario... Me ha traído la certeza de algo que temía. Cuántas veces habré pasado por aquí en las últimas semanas deseando que hubiera algún comentario...
Lo siento muchísimo.
Espero que esté en su Japandia soñada.

Patyclau dijo...

Algo intuía y no sé porque no me atrevía a pasar....Me encanto conocerte.
Lo siento muchísimo.

Analía dijo...

Hace unos meses descubrí esta isla, no pude evitar enamorarme. Recorriéndola desde su parte mas antigua, respirando sus paisajes, haciendo altos para saborearla mejor. Esta isla creada por este maravilloso hombre que me ha inspirado, instruido, emocionado. Me han impresionado sus ideas y me ha fascinado su lucidez, su educación, su belleza. Así que camino por Buenos Aires pensando en Japón,imaginando Islandia, yendo a comprar el libro de Kazuo, escuchando Family (pintalo todo de plata... si nos vas a dejar...) Lamento no poder decirle gracias. Nunca supo de mí. Pero era mi amigo. Siempre va a vivir en su Japandia y siempre Japandia va a vivir en mí. Lo extraño.

Carol dijo...

No me lo puedo creer, yo tb esperaba leer de un día a otro un comentario, una nueva entrada que nos dijese que todo va bien. Me siento muy triste, echaré mucho de menos tus palabras, tu presencia. Siempre te recordaré.

Icíar dijo...

Echaba de menos el que no sacaras ningún libro. No me podía ni imaginar que éste hubiera podido ser el motivo. Qué tristeza. Conocí Japandia por accidente, por una entrada tuya de Sigur Rose, y la fascinación que también sientes por Islandia.
No mueres del todo, porque de forma irremediable, cada vez que escucho a este grupo islandés, desde siempre me acuerdo de Jose Luis, el de Japandia.
Descansa en paz, querido.