martes, 2 de febrero de 2010

Tres amores en Japón

"He recorrido un largo camino,
el frío penetra mi ropa gastada.
Esta tarde el cielo está despejado,
¡cómo me duele el corazón!"

Seihaku Irako
¡Aaaay, el amor...!
La recién finalizada lectura de "El cielo es azul, la tierra blanca" me ha hecho rescatar del recuerdo dos lecturas de libros publicados el pasado año y que comparten con éste el hecho de contar una historia de amor que acontece en Japón.

Tres autores -un japonés, una japonesa y una belga nacida en Japón-, tres amores -adolescente, juvenil y maduro-, un país.

Amélie Nothomb (Kobe, 1967) hija de un diplomático, nació y pasó su infancia en Japón y parte de su juventud viajando de país en país del Extremo Oriente. A los 21 años regresó a la patria del sol naciente y se puso a dar clases de francés; ahí es donde conoce a Rinri, un joven de la clase alta nipona, que de alumno pasa a ser su novio .
Este romance y su posterior ruptura, ocasionada por las diferencias culturales y por la oposición a ella de la familia del joven, es lo que narra "Ni de Eva ni de Adán / Ni d´Eve ni d´Adan" (2007, Ed. Anagrama 2009).
Nothomb es una escritora prolífica (publica una novela puntualmente cada septiembre),  cuya obra se divide en ficciones salidas de su imaginación o en narraciones autobiográficas.
En 1999, saltó a la fama mundial con la publicación de "Estupor y temblores / Stupeur et tremblements", la tremenda crónica de su experiencia laboral en una multinacional japonesa, que en su biografía ocupa el espacio inmediatamente posterior al fín de su relación con Rinri.
Algo deslabazada, pero siempre ocurrente, interesante y divertida, transcurre la que quizá sea la novela más luminosa de la autora. Repleta de anécdotas (embarazosas comidas de pulpo y sabrosas de okonomiyaki, las risas de los abuelos de Rinri a costa de Amélie, el piso ultramoderno que éste posee en Tokyo) y peripecias ( una accidentada y tronchante ascensión a la cima del Fuji, la visita a Hiroshima -repleta de pedantería- y la isla de Sado). Al final del libro, "un abrazo fraterno de samurai" pondrá la nota de emoción y nos revelará que, pese al cinismo, ironía y  morbosidad que inunda gran parte de su obra, Amélie también tiene su corazoncito.

"Un grito de amor desde el centro del mundo / Sekai no Chuushin de, Ai wo Sakebu " (2005, Alfaguara 2009), de Kyoichi Katayama, es la novela japonesa más leida de todo los tiempos (casi cuatro millones de ejemplares vendidos), habiéndo arrebatado este honor a "Tokyo Blues /Norwegian Wood", de Haruki Murakami. Su éxito fue tal que propició un manga, una serie de televisión y dos películas (una japonesa y un remake coreano), todas ellas de enorme aceptación.
Los protagonistas de esta historia, Sakutarô y Aki, se conocen en la escuela de una ciudad provincial de Japón.Son dos adolescentes   inteligentes y sensibles que pronto se convierten en amigos inseparables y posteriormente en enamorados. Un viaje a Australia, una grave enfermedad repentina, y Sakutarô que se queda solo sin su amada, narrándonos su inmenso dolor.
El amor adolescente, sublime y sublimado, su perdida y la perdida del ser amado. Ahí es nada.
Katayama se centra en la espiritualidad de los sentimientos de Sakutarô, pero lo cuenta de una forma tan despojada, tan etérea, tan evanescente, que la historia parece evaporarse en el espacio que queda entre las palabras impresas. Quizás mi embrutecida sensibilidad occidental me impide apreciar el significado profundo de lo que ha cautivado a 4 millones de japoneses, por eso me gustaría contar con la opinión de lectores de Japón para saber qué les ha tocado tan hondo de esta historia.

Hasta hace un par de años , la única escritora japonesa conocida por aquí era Banana Yoshimoto, considerada una especie de versión femenina de Haruki Murakami, una opinión que no comparto; recientemente, con la publicación de "Out", una muy interesante crónica social del Japón urbano en forma de thriller, supimos de Natsuo Kirino.
Ahora, tenemos que añadir a Hiromi Kawakami (Tokyo,1958) a esta pequeña lista que espero ver crecer en años venideros.


"El cielo es azul, la tierra blanca /Sensei no kaban" (2001, Ed. Acantilado 2009) es su título más famoso, hasta el punto que ha acabado convertido, como el de Katayama,  en película, drama televisivo y manga ( a cargo del prestigioso Jiro Taniguchi).

Tsukiko es una mujer de 38 años que lleva una vida solitaria, grís y adormecida por la rutina y el sake. Un día se encuentra en una izakaya (taberna japonesa) con su viejo maestro de japonés. A partir de entonces comienzan una serie de encuentros, tan casuales como premeditados,  en el que compartirán botellas de sake, tofu, verduras, bacalao, salsa de soja y toda la pesada carga de soledad que acarrean sobre sus espaldas.
Son seres lastimados, incapaces de comunicarse, de romper la gruesa membrana que les impide mostrar sus sentimientos más profundos.
Entre comidas en la taberna, paseos por el bosque para recoger setas, visitas a una isla donde yacen los restos de la esposa del maestro (aquella que le abandonó y a la que es incapaz de olvidar), y citas de Tsukiko con un antiguo compañero de escuela, transcurrirá prácticamente la totalidad de una novela en la que, de una forma parsimoniosa, tan pudorosa como sutil, Kawakami nos va a descubrir el acercamiento íntimo de dos seres que necesitan amarse pero no saben cómo hacerlo. Sus hermosísimas dos últimas páginas acabarán de dar todo el sentido a la historia y al título original del libro: "Sensei  no Kaban", el maletín del maestro.

7 comentarios:

Viola Tricolor dijo...

Qué de escritores japoneses para apuntar en la página que tengo con el nombre de tu blog en mi libreta. bueno en realidad me he liado y la habia titulado japalandia :p
A mi amelie me gusta mucho, esta novela tiene muy buena pinta, no me sonaba, y también tengo apuntada la del cielo es azul que he visto que la tienen en el bibliometro y pensaba cogerla la semana que viene.
Gracias por este post tan lleno de información, yo aparte de harukami no he leído más que un par de novelas clásicas que ahora no recuerdo como se titulaban. Bueno y a amelie.
Un beso.

J Luís dijo...

Gracias, Viola, por tu comentario.
Espero que disfrutes de las lecturas. Ya sabes que con Amélie nunca te aburres, y las de Kyoichi y Hiromi permiten ahondar un poquito más en otra sensibidad romántica, ajena a los códigos que manejamos comúnmente en Occidente.
Un abrazo desde Japandia

Viola Tricolor dijo...

Tengo la casa llena de novelas japos gracias a este post!
En cuanto terminé con la trilogia deptford me pongo con ellas, lo digo porque he visto tu lectura :), te está gustando?? la mejor para mi es la tercera, el mundo de los prodigios, pero son todas tan distintas y tan fascinantes...
un beso!!

J Luís dijo...

Hola, Viola, bienvenida de nuevo. Bueno, acabo de comenzar "El quinto en discordia" pero sí, me está gustando.Es curioso, pero llevaba esperando turno hace casi dos años, y es que cuando oigo la palabra "trilogía" me invade una profunda pereza.Yo,al igual que tú con las novelas japonesas, también tomo nota de algunos de los grupos que llevas a tu blog. Te mando besos desde Japandia.

Viola Tricolor dijo...

Jajaja, a mi me pasa al revés, me encantan los libros largos, y si son una trilogía ni te cuento. Me esperaré a leer la siguiente, creo que es la cornish para reposar esta otra. Ya te diré que tal mis japos, a ver si te gusta algunos de mis grupos :)
Besos.

Carol dijo...

Cómo me gustan las recomendaciones de literatura japonesa, me ayudan a aprender más y más. Como ya sabes me ha gustado Ni de Eva... aunque no tanto como Estupor y temblores, creo qeu Amélie no profundiza mucho en esa relación. Me pasa algo parecido con Un grito... me gustó, me pareció muy bonita, pero vale, tampoco es una gran obra, no veo cuál es la maravilla de esa novela, de hecho si no hubiese sido japonesa, he de reconocer que ni me hubiese acercado a ella. Por cierto, Out ¿puede conseguirse en español? Estoy buscándola desde hace tiempo pero solo la he visto en inglés y con lo gordita que es me da pereza, aunque si no hay más remedio acabará cayendo. El cielo... me lo apunto, ya le había echado el ojo pero has terminado de convenceme. Un abrazo

J Luís dijo...

Hola, Carol. "Out" está editado en castellano por Emece, incluso en formato bolsillo por menos de 10 euros.También se puede encontrar por Internet. Yo lo conseguí en la biblioteca, es otra posibilidad. Te lo recomiendo, más que por su trama criminal, por el retrato que hace de un Japón urbano y mísero poco conocido, en el que trabajan y malviven sus protagonistas femeninas.Espero que tengas suerte en tu busqueda. Un abrazo